De verificarse, la información se convertiría en otra sorprendente filtración de material clasificado que ha sido robado en los últimos años a las agencias de inteligencia de Estados Unidos, precisa Reuters.
WikiLeaks, la organización liderada por Julian Assange, dijo que la publicación del martes de documentos sobre las herramientas de hackeo en su página web, www.wikileaks.org, era la primera de una serie de publicaciones extraídas de datos que incluyen cientos de millones de líneas de código y la “entera capacidad de hackeo” de la agencia de inteligencia.
En los documentos se afirma que la CIA, en asociación con otras agencias de inteligencia estadounidenses y extranjeras, ha sido capaz de descifrar la encriptación de populares aplicaciones de mensajes como WhatsApp, Telegram y Signal.
Reuters no pudo verificar inmediatamente el contenido del material publicado.
“No comentamos la autenticidad o el contenido de supuestos documentos de inteligencia”, dijo en un comunicado el portavoz de la CIA, Jonathan Liu.
Un consultor de ciberseguridad que trabajó para el Gobierno de Estados Unidos, y que pidió que no se le identificará por lo sensible de la noticias, dijo que la filtración parecía ser legítima.
Responsables en Estados Unidos dijeron que no sabían de dónde había obtenido WikiLeaks el supuesto material de la CIA.
WikiLeaks también dijo que los documentos mostraban que miembros de la CIA habían investigado como ‘hackear’ y tomar el control no sólo de computadoras y teléfonos inteligentes, sino de otros aparatos conectados a internet.
En un caso, dijo, agentes de estadounidense y británico bajo el programa conocido como “Weeping Angel”, había desarrollado maneras de tomar el control de una televisión inteligente de Samsung, haciendo que pareciera que estaba apagada cuando en realidad estaba grabando conversaciones en la habitación.